Sin categoría

Capítulo I – Las Tecnologías

Continúa: Imagen Digital y Obra de Arte ante la Mediación Tecnológica. Subjetividad e imaginarios en la Sociedad Informacional Latinoamericana

Cada giro tecnológico está articulado a las demandas sociales, actuando sobre esas mismas sociedades como actores y mediadores de modos de actuar, pensar, percibir y representar la realidad.

Los objetos tecnológicos que son creados por los humanos desde que el primer hueso o piedra fue usado como herramienta, se incorporan a su condición gnoseológica. Una tecnología como la imprenta, fue capaz de modificar la técnica lectora al proponer como formato al texto impreso en páginas de libros, como nueva fuente de acceso al conocimiento, liberándose por primera vez los contenidos que habían permanecido en claustros académicos y religiosos desde la antigüedad. Relacionamos la imprenta y su potencialidad de circulación de las ideas, con nuestra actual Internet. Proponemos en consecuencia, la categoría de TECNOLOGÍAS DE LA APROPIACIÓN, aquellas que permiten acceder de forma relativamente libre al contenido de textos, imágenes, sonidos. En el proceso de la Segunda Revolución Industrial en el siglo XIX, emergieron tecnologías que permitieron nuevas formas de actuar, percibir, significar y representar la realidad, se trata de tecnologías para las que proponemos la categoría de TECNOLOGÍAS DE LA PROXIMIDAD, que en su variedad de funciones que van desde los ferrocarriles y el tendido de vías, que acercó a las ciudades y comunas, los medios de transporte públicos y privados, que intervinieron en la percepción tempo-espacial y en una nueva forma de protagonizar las distancias. Igualmente tecnología de la proximidad entendemos a la fotografía que no solamente impacta en el régimen visual de aquel fin de siglo, sino también en crear la ilusión de la cercanía de quienes partían al exilio o la guerra. Las distancias ya no serán las mismas, cuando se pueda abrazar el pequeño fragmento de papel que recrea/representa la imagen de un querido. La fotografía y su posibilidad de aprehender imágenes, actuó sobre las conciencias, como hoy lo hace la ilusoria proximidad que aportan redes sociales y las fotos/videos que circulan con la misma a veces inoportuna libertad por esas nuevas (no tan nuevas) autopistas de la virtualidad.

Los humanos y las máquinas gestionan un vínculo de interdependencia, se modifican mutuamente, actuando las tecnologías sobre lo humano y la mano (y la creatividad y el talento humano) sobre las máquinas, según la perspectiva constructivista. Gilbert Simondon, quien defendió su tesis doctoral en 1948, entendió que no hemos sabido comprender cuánto de humano tienen máquinas y tecnologías – contemporáneo de Norbert Wiener y la noción de cibernética – entendió que las máquinas en su capacidad de autorregularse, actúan no como meros «chismes que se enchufan» (al decir de José Luis Brea) sino como entidades pensantes. Simondon previó el funcionamiento de las máquinas contemporáneas – desde nuestro móvil a los edificios inteligentes y todo el funcionamiento de Internet – procesadas mediante inteligencia artificial, imitan la lógica humana, aprendiendo de sus logros y de sus errores. León Olivé advierte (2004) la necesidad de considerar que las tecnologías pueden procesar dimensiones sociotécnicas, modificando como en el siglo XIX, las condiciones de vida de los humanos, entendiéndose necesario una mirada ética sobre los desarrollos, así como una conciencia medioambiental, ausente en tiempos en los que como decía Dickens en Tiempos Difíciles, las ciudades eran iguales unas a las otras, con edificios iguales unos a los otros, donde la catedral podía ser la fábrica y la fábrica podía ser la catedral, erigidos en ladrillos rojos o que hubieran sido rojos si el humo de los vapores no los hubiera ennegrecido. Hoy, parafraseando al escritor inglés podríamos decir que ya no hay humo contaminando el aire como lo hacían las chimeneas de la Revolución Industrial aunque los riesgos de las nuevas máquinas, no mecánicas sino inteligentes, acarrea nuevas problemáticas sociales, políticas y también ambientales, que estamos llamados a visibilizar y resolver.

Revolución Industrial e Impresionismo

Caillebotte- El Puente de Europa. Ginebra
Claude Monet- Gare Saint Lazare – París

Continuará con las problemáticas de las Tecnologías de la Virtualidad

¿Cuál es la relación que establecen los humanos con su creación, las máquinas y las tecnologías? La perspectiva humanista propone que es el humano el que las crea y utiliza

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s