Arte Contemporáneo, imagen digital, La imagen contemporánea - e-image, museología, Sin categoría

DE LA IMAGEN COMO “COSA” A LA IMAGEN VIAJERA

Nuevas categorías del objeto de arte en la época de la imagen distribuida


Un modo otro de retoricidad del objeto de arte en su articulación con su receptor

PARTE I

La reconversión tecnológica ocurrida desde 1989 con la emergencia de Internet, permea el universo de las Artes Visuales, sus modelos de ideación, prácticas, modelos exhibitivos, de archivo y distribución como así también – y en esta condición ponemos el acento – sus modelos de reconocimiento y recepción que reformulan la pregunta ¿qué es un objeto de arte visual?

Inserto en una  episteme occidental moderna, la práctica cultural erigida por criterios heredados que gestionaron  hábitos y una tradición (Bourdieu, 2010) abre un panorama en el que el objeto de arte es entendido y reconocido como una “cosa”, materia tangible y cristalizada en una configuración, como modelo formador de la condición del gusto y como  tradición que empieza a ser permeada por nuevas lógicas, hacia la primera década del presente siglo, cuando las distintas esferas del pensar y del hacer  son atravesadas por la virtualidad en general y por la mediación de la lógica interactiva y algorítmica de Internet y  la práctica de las Redes Sociales emergentes hacia 2007 y distribuidas como dispositivo cultural desde 2007 con la emergencia del teléfono inteligente.   

El objeto de arte como imagen-materia cristalizada, situada, como bien de circulación escasa

Los procesos de institucionalización del arte entendido como “cosa” fueron consecuentes con una lógica exhibitiva situada fundada en lo objetual y un modelo de ideación, realización, traslados, conservación, archivo consecuente con ese modelo excluyente en el campo de las artes visuales de occidente hasta la emergencia de la fotografía y la videografía. Estos últimos modelos de soporte de imagen revistieron también un carácter mínimamente objetual – celuloide, cinta de celuloide, cinta magnética – y necesitaron algún tipo de dispositivo material para su circulación.

Espectadores ante la imagen situada -aurática- de la Gioconda en el espacio situado del Museo del Louvre. Peregrinos en acto de captura – y “ablandamiento” de la imagen materia, devenida e-image

José Luis Brea publica su categorización de las tres eras de la imagen como su obra póstuma en 2015, síntesis de su profusa investigación del  proceso de las imágenes entendidas como cosas a las imágenes digitales. Categoriza la imagen  como imagen- materia (analógicas); imagen – film (sostenidas en película o soporte de celuloide) y e-image (imagen digital) con lo que habilita a que pensemos al objeto de arte entendiendo que la imagen requiere necesariamente de un soporte que determina su modelo de recepción, circulación y archivo.

 La imagen-materia fue consecuente con los condicionamientos propios de la materialidad, sus mínimas variaciones operadas en el tiempo y las diatribas propias del lugar físico que ocupan los objetos, sus traslados, guardado, etc. condiciones institucionalizadas por las instituciones educativas y los dispositivos museológicos que adecuaron su arquitectura y prácticas exhibitivas a tal condición de materialidad del objeto de arte entendido como cosa. La imagen- materia del “cuadro”, como soporte de la imagen materia cristalizada en una única configuración[1]tipo, heredado de la tradición moderna de occidente, normalizó un formato pictórico y  al mismo tiempo erigió un relato estético fundado la idea de arte – el cuadro como genérico de objeto de arte – como objeto físico (cosa) de circulación escasa, legitimado y validado justamente por su condición de singularidad aurática (Benjamin, 1936).

La lógica exhibitiva de la institución museológica gestionó la práctica cultural según la cual el objeto de arte se asume como “cuadro” ofrecido a un espectador que contempla – razón centrada en la visión – la imagen-materia con la debida distancia que imponen los objetos suntuarios de circulación escasa, práctica cultural aprendida por occidente moderno

Niepce. Una de las primeras fotografías. La toma tiene como referente a las “naturalezas muertas” frecuentes en el registro fotográfico

Este modelo da su primer paso a una reconversión cuando en el marco de las “tecnologías de la proximidad” emergentes con la Revolución Industrial se originan las primeras imágenes fotográficas que permitieron la producción de imágenes técnicas (Flusser,2005) cuando la posibilidad de fijar una imagen sobre un soporte de vidrio o fílmico permitió la realización de copias que pudieron confrontar el régimen de circulación escasa de las imágenes realizadas sobre soportes materiales únicos. La emergencia de la fotografía habilitó que las imágenes – dependientes de un cuño o negativo – pudieran distribuirse. El nuevo régimen fotográfico significó un nuevo modelo de realización de imágenes que ofrecía verosimilitud entre el referente y la imagen capturada que competía con el régimen pictórico retratista que había dado sentido al retrato pictórico hasta el siglo XIX. La imagen fotográfica – un modo de la imagen-film – permeaba la lógica establecida hasta el momento por las imágenes- materia y su condición aurática, asunto desarrollado por la Escuela de Frankfort y en singular por Walter Benjamin, sumando a este debate la problemática de las industrias culturales emergentes con las posibilidades técnicas de la fotografía y el cine.

La imagen-film que sostiene el cine introduce varias problemáticas: imagen en movimiento, sonoridad, mientras que instalándose como una disciplina enteramente nueva e independiente de cualquier otro registro precedente[1], que requerirá de una nueva lógica y modelo de recepción colectivo, de imagen proyectada situada.


[1] El antecedente técnico del cine es la fotografía en cuanto a que cada fotograma reproducido a razón de 24 fotogramas por segundo gestiona la ilusión de movimiento; aunque como espectáculo es reconocida la ópera y los espectáculos de feria como la antesala de lo que ofrecerán las primeras funciones cinematográficas.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s